Sillas de playa personalizadas

La playa se convierte en un desfile de marcas comerciales. ¡Aprovéchalo!

Hay quien se niega a ir a la playa únicamente con la toalla. A quienes les tienen que acompañar la sombrilla, la nevera y una silla de playa. Es lo que tiene concebir la comodidad como un requisito indispensable para pasarlo bien

Coloca tus sillas de playa promocionales en el mejor escenario veraniego, la playa

Las sillas de playa personalizadas te aportan el confort necesario para estar tomando el sol totalmente relajado frente al mar. Un regalo promocional que, en este caso, me viene como anillo al dedo. ¿O eres también de los que pueden sentarse en la toalla sobre la arena? Qué exquisitos nos ponemos con la edad, ¿eh?

Las empresas de merchandising en España tienen en los accesorios de playa un nicho de mercado muy amplio. Los regalos publicitarios veraniegos están a la orden del día y, entre ellos, las sillas de playa son uno de los mejores soportes promocionales.

La superficie que te brinda una silla de playa para personalizar es tan amplia que puedes incluir fácilmente el logo o la imagen de tu empresa y toda la información que desees. Además, es un artículo de publicidad de gran visibilidad, ya que lo llevarás a cualquier parte, ya sea a la playa, el camping, de viaje o a cualquier otro lugar.

Lo interesante de las sillas de playa personalizables es que no son un regalo de empresa muy original que digamos, pero su carácter práctico suple todo lo demás. No creo que haya nadie que pueda rechazar un detalle de este tipo. Pero nadie, vaya.

Sillas de playa personalizadas de múltiples diseños

La variedad de diseños, materiales de fabricación y colores en las sillas de playa publicitarias es tan amplia que podrás elegir la que mejor se adapte a tu campaña promocional. La mayoría de ellas son plegables, pero también hay sillas para nevera, sillas con cojín, bandas, reposacabezas, etc.

De todas formas, una silla de playa personalizable es un artículo que crea estilo. No quiere decir que tengas que ir a la playa elegante, que también puede ser, pero qué duda cabe que es un regalo corporativo que recordarás y que utilizarás con agrado.

Lo cierto es que se trata de un regalo publicitario con el que a buen seguro te vas a desmarcar de la competencia. Un detalle que solemos ver en aquellas empresas que tienen que ver con el mundo de las vacaciones, pero también en hoteles, casas rurales, campings, piscinas, etc.

Un regalo de empresa muy práctico y exclusivo

Sentarse en la arena de la playa puede estar muy bien durante los primeros cinco minutos. Pero luego, en realidad, ya no sabes cómo ponerte. ¿Y si quieres leer un libro?, ¿te tumbas? Vas a llegar a casa con un dolor de espalda que ya me contarás.

Una silla de playa personalizada es la solución ideal. Te sientas en ella y a dejar pasar el tiempo lo más relajadamente posible. No hay mejor forma de disfrutar de la tranquilidad de la playa, la naturaleza, la piscina, etc.

De ahí que si te regalan una silla de playa publicitaria, ¿cómo no le vas a dar uso? Hasta para sentarte en casa, por qué no. Una silla plegable que apenas ocupa espacio y que cumple con la máxima de cualquier campaña de publicidad: efectiva, práctica y diferente.