Espejos como regalos publicitarios

Promociones brillantes mediante espejos de bolsillo personalizables

Espejito, espejito… ¿cuál es el mejor regalo de empresa de este reino? Quizás esto es lo que se preguntaría la madrastra de Blancanieves si recibiera uno de estos espejos personalizados como regalo corporativo de empresa. O tal vez los entregara ella misma, con su logo personalizado de Brujas de los Cuentos S.A. Quién sabe…

Espejos promocionales para campañas publicitarias que reflejan tu esplendor

Los espejos personalizados de bolsillo son un regalo promocional que siempre suele tener mucho éxito. Y no solo entre el público femenino, sino en cualquier campaña publicitaria, ya que se han convertido en un regalo muy original y elegante o en parte del merchandising corporativo de una empresa.

Yo ya me estoy imaginando a muchos de mis conocidos a los que les encantaría recibir un espejo personalizado como regalo publicitario. Son precisamente aquellos que aprovechan los espejos de los ascensores, los de las puertas y los escaparates para mirarse, retocarse el peinado, quitarse la arruguita del pantalón…

Anda que no te va a venir bien un espejo publicitario como este si trabajas todo el día fuera de casa. Así no tienes que estar mirándote en todos los escaparates.

Regalo de empresa barato y muy práctico

Este es en realidad un tipo de regalo de empresa barato que si se orienta al público adecuado puede dar mucha visibilidad a la marca impresa. Por lo general, suele verse en contextos orientados para empresas de cosmética, centros de salud o cualquier tipo de negocio relacionado con la belleza y el bienestar.

Al mismo tiempo, los espejos personalizables son un excelente regalo promocional al tratarse de un artículo económico, muy práctico y que puede llevarse a cualquier sitio ocupando muy poco espacio. Un regalo de empresa barato para crear distinción y elegancia a partes iguales.

Como en la variedad está el gusto, hay diferentes tipos de espejos para publicidad. Están aquellos que vienen con cepillo, los espejos de maquillaje, las cajitas de dos espejos, los espejos con gamuza, los plegables… Los materiales también pueden ser de varios tipos, aunque priman los metálicos y los de madera.

Todos ellos se pueden marcar con el logotipo o la imagen para promocionar la empresa. Pero también resultan ideales para tener un detalle en una boda o en cualquier otro evento especial. Tan solo se necesita escoger el modelo más adecuado para la ocasión e insertar la publicidad que se desee.

Independientemente de su diseño y de los accesorios que incluyan, lo cierto es que los espejos publicitarios son un regalo de empresa con los que vas a acertar seguro. Y lo harás porque se trata de un regalo corporativo al que le van a dar mucha utilidad, hasta el punto de tener presente la imagen de tu marca día a día.

Un espejo personalizado promocional es, por tanto, un regalo para empresas muy elegante, original y práctico. Quizás estás pensando que será el público femenino quien le dé un mayor uso, pero ojo que me estoy imaginando muchas situaciones en las que me hubiera venido muy bien tener un pequeño espejo a mano.

Un artículo promocional tradicional que es toda una garantía de éxito y de uso. Que le pregunten si no a la madrastra de Blancanieves.