Vaciabolsillos promocionales

Aprovecha la practicidad de un vacía bolsillos para tus promociones

A la Navidad, a la cercanía de una boda o simplemente a la hora de echar la gasolina también le podríamos llamar vaciabolsillos. Pero no, este no es el caso. Un vaciabolsillos personalizado tiene una función mucho más práctica y en la actualidad se ha convertido en uno de los regalos de empresa más originales

Tu logotipo en el fondo de un vacía bolsillos para publicidad

Llegas a casa después del trabajo y vas empezando a repartir por todas partes lo que llevas en los bolsillos. Aquí las llaves, unas monedas en la encimera de la cocina, el ticket de compra del super en la mesa del salón, el paquete de pañuelos… ¿Y luego qué?, ¿coges el GPS para volver a recuperarlo todo?

El vaciabolsillos para personalizar es el objeto ideal para salvarte de este desorden. Nada tan sencillo como un pequeño artículo, con la apariencia de un cenicero, en el que dejar las llaves, las monedas sueltas, la cartera y todo lo que puedas llevar encima. Menudo invento, ¿eh?

Un regalo de empresa muy demandado

Pues a pesar de su sencillez, está resultando ser uno de los regalos publicitarios más prácticos y demandados del momento. Porque no solo puede actuar como vaciabolsillos en sí, sino que también se suele ver en cualquier escritorio para dejar las llaves de algún armario, alguna nota para recordar, accesorios de papelería, etc.

En casa lo puedes tener justo a la entrada, y así ya quitarte todo lo que lleves encima nada más pasar por la puerta, en el salón, en el despacho o incluso en el dormitorio.

Además, hace poco me comentaron otra gran ventaja de los vaciabolsillos y de la cual no me había percatado. Al ir dejando todos los objetos en el vaciabolsillos vas a conseguir que las superficies de los muebles se estropeen menos. Claro, es una ventaja un poco a largo plazo, pero si lo piensas bien…

Lo que está claro es que si regalas un vaciabolsillos promocional, tu destinatario lo usará. Da igual dónde lo ponga. Si coge la rutina, ya no tendrá que ponerse a buscar las llaves, la cartera o el móvil justo antes de salir de casa.

La primera imagen al llegar a casa o al trabajo

Piensa también que una vez que tengamos colocado nuestro vaciabolsillos junto a la entrada de la casa o en la mesa de trabajo, será lo primero que veamos. Por esta razón, este artículo promocional funciona como un excelente soporte publicitario. A quien lo regales, verá a diario la imagen de tu marca o el logo de tu negocio.

Las empresas de merchandising se afanan por encontrar aquellos artículos que resulten ideales para una campaña de publicidad. A su carácter práctico hay que unirle el hecho de que sean regalos de empresa originales y llamativos, pero sin abusar en exceso de su aspecto publicitario.

En este sentido, los vaciabolsillos personalizados encajan a la perfección. Un regalo promocional barato que, sin duda, vas a utilizar y que no deja de lado su sentido publicitario. Haz la prueba y verás cómo el orden llega a la vida de tus clientes. Personalmente, creo que no hay nada que yo agradecería más.