Pisapapeles promocionales

Pisa fuerte con tu campaña de regalos publicitarios con pisapapeles personalizados

Quizás el pisapapeles publicitario sea uno de los artículos de oficina más olvidados. Sin embargo, su función resulta imprescindible, especialmente entre aquellos que solemos vivir bajo el eterno desorden de los papeles en el escritorio. Prueba a tener uno y ya me dirás lo fácil que te resulta a partir de ahora encontrar todo

Pisapapeles como regalos de empresa

Leyendo sobre las curiosidades de ciertos objetos, acabo de leer que el pisapapeles surgió durante la Revolución Industrial en la segunda mitad del siglo XVIII. Es evidente que los pisapapeles personalizados de ahora no tendrán nada que ver con aquellos. Pero, tal y como su nombre indica, la función era la misma.

Pisapapeles personalizados de carácter práctico y decorativo

Pero además de su función práctica, el pisapapeles personalizado actual ha adquirido también un carácter decorativo. Te va a pisar los papeles sí, pero los va a pisar con garbo y elegancia. Y si lo colocas en la vitrina del salón, no creo que nadie te pregunte por qué tienes un pisapapeles ahí.

Como puedes comprobar, hay pisapapeles promocionales para todos los estilos. Están aquellos fabricados en cristal, los pisapapeles magnéticos, los de metacrilato, de diferentes formas, colores, tamaños y diseños, etc.

Un objeto que lo pongas donde lo pongas, siempre va a resultar muy visible y va a acaparar al menos por un momento la atención de quien se para frente a tu escritorio. Esto se traduce, por tanto, en una de las mejores ventajas a efectos de marketing y publicidad para tu empresa.

Pisapapeles publicitarios para utilizar en múltiples situaciones

Las empresas de merchandising corporativo saben que tienen que llegar a sus clientes con productos prácticos, llamativos y originales. Pero, a su vez, deben convertirse en un buen soporte publicitario para insertar el logo o la imagen de la empresa.

Un pisapapeles para personalizar es un artículo que cumple todos los requisitos anteriores. Además, se pueden utilizar en múltiples situaciones, ya que no solo aparecen en entornos de oficina. Los puedes encontrar en el mostrador de cualquier tienda, en la recepción de un hotel, en un despacho, etc.

En realidad, es un obsequio promocional que abarca un amplio abanico de posibilidades, lo que resulta un acierto seguro si lo regalas. Un merchandising barato clásico que, curiosamente, cumple una única función, pero que puede valer perfectamente para diferentes ámbitos.

No en vano, vienen funcionando muy bien desde siempre en términos de publicidad y promociones, ya que a su carácter práctico se le une el grado de originalidad que poseen. Se me viene a la memoria ahora una empresa familiar que regalaba a sus empleados y clientes placas y pisapapeles conmemorativos en cada aniversario importante. De ahí, precisamente, su función decorativa, ya que muchos de estos pisapapeles se pueden poner en el mueble del salón y quedan de lujo.

Los pisapapeles publicitarios, además, suelen tener una amplia superficie para insertar el logo o la imagen de la compañía que se desee promocionar. Podrás colocar en él el tipo de información que quieras para que sea fácilmente visible.

En este sentido, hay que aprovechar la polivalencia que nos brinda un artículo de este tipo. Económicos, prácticos, decorativos y funcionales, los pisapapeles personalizados, siempre y cuando encajen en el marco adecuado, son una garantía de éxito en forma de regalo de empresa.