Dispensadores de celo como soporte promocional

Portacelos personalizables con tu logotipo

Un dispensador de celo personalizado es un objeto que parece que no tiene mucha trascendencia. Pero, ¡de cuántos apuros de última hora nos habrá salvado! Un artículo que puedes tener en casa o en la oficina y que resulta muy habitual ver entre las empresas de objetos de publicidad

Compra tu porta cinta adhesiva con tu logotipo impreso como regalo publicitario

De entre las situaciones que más rabia me pueden dar, está la de buscar a cada rato el comienzo del celo. Más aún si eres como yo, que me suelo comer las uñas y no hay manera de encontrar esa línea desde la que tirar del celo.

Es por eso que considero absolutamente imprescindible la presencia en casa o en el despacho de trabajo de un dispensador de celo promocional. Un artículo de oficina y/o de escritorio que te va a venir muy bien en diferentes situaciones y que resulta ideal a efectos de publicidad.

Lo práctico y útil bien vale por dos, y los portacelos lo son

Los portacelo para personalizar son artículos muy prácticos y útiles. Un aspecto que resulta clave a la hora de tener un detalle con tus clientes. Sabes que es algo que van a utilizar y, por ende, resultará un soporte publicitario excelente para dar visibilidad a la imagen de tu marca.

Tanto si lo tienes en casa como en la oficina, es un regalo de empresa muy útil. Además, en ellos se puede insertar muy fácilmente el logotipo o la imagen de tu empresa para hacer promoción, por lo que te garantizas una gran visibilidad en tu campaña de marketing.

A su carácter práctico hay que unirle también el hecho de ser un regalo de empresa barato. Apenas tendrás que hacer una gran inversión en publicidad para obtener grandes resultados. Por lo que los dispensadores de celo publicitarios son perfectos para aquellas empresas o negocios que no disponen de un gran presupuesto para el marketing.

Usa tu dispensador de celo personalizado en casa o en la oficina

Cuando llegan la Navidad y los Reyes Magos, un dispensador de celo personalizable es fundamental en casa. El uso doméstico que le puedes dar es muy variado, ya que la cinta adhesiva te servirá para unir muchas cosas.

En la oficina o en el trabajo también es un artículo francamente muy útil. Siempre suele estar sobre la mesa del escritorio en la posición ideal para que lo puedas usar. A mí, por ejemplo, me sorprenden esos vendedores que a la hora de envolver un regalo cortan a la perfección el celo con los dispensadores.

En definitiva, si estás buscando un regalo de empresa barato, práctico y efectivo en materia de publicidad, un dispensador de cinta adhesiva para personalizar puede ser una excelente idea. Imagina que la mayoría de tus clientes trabaja en una oficina. Es un artículo que no les puede faltar, por lo que sería una magnífica opción.

A veces la clave suele estar en dar con el regalo de empresa más adecuado. Sin embargo, en otras situaciones los detalles más tradicionales pueden convertirse en la mejor solución. Sobre todo si estos, como les ocurre a los dispensadores de celo publicitarios, reúnen todos los requisitos para que la imagen de tu marca pueda verse perfectamente.