¿Vas a la compra? ¡No te dejes tu bolsa personalizada!

En diciembre de 2008, el Consejo de Ministros español aprobó el Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR) (2008-2015). A grandes rasgos, el objetivo de este Plan es el de servir de guía para desarrollar políticas específicas que permitan una mejor gestión de los residuos, disminuyendo su generación e impulsando su correcto. El Plan incluye diferentes medidas que fomentan la prevención, reutilización y la implantación de recogida selectiva a fin de incrementar la tasa de reciclado y reducir la cantidad de residuos que se depositan en los vertederos.

Una de las medidas que más directamente ha afectado a los consumidores ha sido la decisión de las grandes cadenas de supermercados de suprimir las bolsas de la compra de plástico que hasta ese momento se entregaban en las cajas al efectuar la compra. De hecho, el PNIR ha marcado como uno de sus objetivos, el reducir al 50% el consumo de bolsas de plástico de un solo uso en 2012. El primer centro en apuntarse a estas medidas fue Carrefour, suprimiendo las bolsas gratuitas y cobrando por ellas a fin de que los clientes usaran otro tipo de elementos para guardar su compra. Tras ellos, se apuntó Mercadona, Eroski, Caprabo o el grupo Dinosol, propietario de los supermercados Supersol. Durante junio de 2011 ha sido el grupo Corte Inglés quien también se ha sumado al carro.

Todas estas decBolsas personalizadasisiones se enmarcan dentro de la política medioambiental comentada. En marzo se aprobó el anteproyecto de una ley de residuos que pretende ir reduciendo el consumo de estas bolsas de forma paulatina hasta suprimirlas de un modo definitivo en 2018.

Según datos oficiales, en España se consumen un total de 13.500 bolsas de plástico al año y sólo se reciclan un 10%. El problema, no son las bolsas en sí sino el uso que se hace. La mayoría de las bolsas comerciales (87%) están hechas de plástico y tienen una vida útil de 20 minutos. La bolsa reutilizable que los supermercados han comenzado a cobrar son más resistentes y un 25% más grandes que las tradicionales. Además, estas “nuevas” bolsas permiten insertar mensajes publicitarios, imágenes de marcas o textos que serán vistos durante más tiempo ya que la bolsa es reutilizable, lo que puede resultar de utilidad para las empresas y, por tanto, más rentable.

Es posible elegir entre diferentes materiales, colores y tamaños…incluso algunas son tan pequeñas que permiten llevarlas en el coche o en el bolso para tenerlas siempre a mano.

Ya sabes, acuérdate de llevar las bolsas en el coche o bien cógelas antes de salir de casa cuando vayas a hacer la compra… Si no, te tocará o ir [email protected] o, por ahora, pagar por una bolsa…

No se aceptan más comentarios