Aire fresco a tu campaña promocional: Abanico personalizado

Con la llegada de la primavera y los primeros calores, ya empieza a verse por calles, parques y ciudades, el tradicional abanico, moviéndose con gracia en busca de un soplo de aire fresco. Este tradicional instrumento lleno de historia y simbolismo sigue siendo uno de los artículos publicitarios preferido por las empresas para sus campañas promocionales.

El abanico es un elemento tan común y tan tradicional que su origen se pierde en el tiempo. Si bien hay constancia de su uso ya en civilizaciones antiguas, es a partir del siglo XVI cuando aparece en España el abanico plegable tal como lo conocemos ahora. Décadas a décadas fueron surgiendo artesanos que iban dando un toque especial al ya tradicional instrumento. Sin embargo, el abanico cobró una especial transcendencia en el siglo XIX y principios del XX, ya que, además de ser un elemento indispensable para cualquier dama de la época, se convierte también en un elemento de comunicación ideal, especialmente en un período de la historia en que la libertad de expresión de la mujer brillaba por su ausencia. Fue entonces cuando en los bailes, las jóvenes que siempre acudían acompañadas por sus madres o damas de compañías, tuvieron que ingeniárselas para poder comunicarse con aquellos caballeros o pretendientes que desearan sin llamar la atención. Así pues, simples movimientos de estos peculiares instrumentos servían para llamar la atención, para un simple coqueteo o para una firme declaración de amor… Sólo dependía del movimiento…  Así pues, llevar el abanico en la mano izquierda significaba “Deseo conocerte”, mientras que moverlo con esa misma mano era un aviso de “Nos observan”. Si se movía el abanico alrededor de la mejilla se estaba haciendo la declaración “Te quiero”. Y para concretar una cita, se contaba o abría cierto número de varillas, indicando así la hora en que se quedaba.

Si en aquella época fue un gran elemento de comunicación, hoy en día el abanico no ha perdido su virtud. 

Aire fresco a tu campaña promocional: Abanico personalizado

 Es un perfecto regalo promocional para una empresa que desee emplear este peculiar, tradicional y especial instrumento en su campaña publicitaria. Jugando con diferentes colores y estampados, el abanico permite personalizarse con cualquier logo, texto o imagen que se desee. De este modo, este útil instrumento que tantos mensajes transmitió en los siglos XIX y XX vuelve a tener un lenguaje propio, el de nuestra empresa, llegando a todos nuestros clientes.

Incluso se está convirtiendo en el perfecto regalo de boda. Es la forma de transmitir a todas las mujeres que asisten a ese gran evento, lo importante que son para nosotras y lo que nos alegramos que nos hayan acompañado en ese día.  

Aprovechemos el lenguaje del abanico, su connotación tradicional unida a la modernidad de hoy y su gran versatilidad para elegirlo como regalo perfecto para nuestra empresa o detalle ideal para nuestra boda.  

Aire fresco a tu campaña promocional: Abanico personalizado

No se aceptan más comentarios